Carta a mi hijo.

EsterCuadros

Mi niño, Mi Gigante Chiquito, sin duda alguna llegaste a mi vida con un gran propósito de cambio.

Te aferraste a mi pancita  cuando se presumía  las posibilidades  de vivir eran bajas.  Desde el primer día hemos luchado juntos, al principio fue un trabajo en equipo para mantenernos unidos, con vida…Lo logramos pesé a todo tipo de complicaciones. Cuando te vi por primera vez supe serías distinto, supe no sería fácil, sin embargo llenaste mis espacios. No sabía con exactitud que pasaba, pero vi en ti algo muy especial.

Tuve mucho miedo al inicio porque pasamos por muchas situaciones y me hacían pensar esta relación era de corto plazo.

Hoy a tus 10 años ambos  hemos crecido mucho porque tú eres mi motor y yo una herramienta para ajustar tu pieza desajustada. Al buscar una palabra para definir nuestra relación se me viene “Compenetrados” porque al buscar su sinónimo nos…

Ver la entrada original 327 palabras más

A %d blogueros les gusta esto: